Iberdrola abre su primer centro de oficinas en Madrid

La compañía Iberdrola, que este mismo año ha reactivado su actividad residencial, se estrena ahora en la promoción de oficinas en el mercado de la capital de España, donde lanzará su primer proyecto este mes de septiembre. Iberdrola Inmobiliaria levantará un complejo de oficinas de 50.000 metros cuadrados en la ciudad madrileña, gracias a una inversión total de cerca de 120 millones de euros. De esta forma, Iberdrola abre su primer centro de oficinas en Madrid, a través de este proyecto con el que duplicará su cartera en patrimonio en la capital española.

Iberdrola ya cuenta con más de 20.500 metros cuadrados de superficie bruta alquilable (SBA) en Madrid, repartidos entre el Edificio Orduña, situado en la zona norte de Madrid, frente a la Avenida Cardenal Herrera Oria y la M-30; y el centro de negocios Alcalá 265, de16.000 metros cuadrados.

El nuevo proyecto de Iberdrola será el más grande de su cartera en la ciudad de Madrid y se desarrollará en un solar que la compañía eléctrica adquirió en la capital hace diez años, en pleno boom del mercado inmobiliario, pero a las puertas de la crisis económica que paralizó el sector.

Las cifras de ocupación de oficinas apuntan ahora hacia una recuperación del negocio con más de 156.000 metros cuadrados de contratación durante el primer semestre de este año en Madrid. Por ello, Iberdrola ha decidido sacar rendimiento a este terreno, que se encuentra muy próximo al centro comercial Plenilunio, sede de la antigua fábrica de Nestlé, en la calle Nanclares de Oca, 17, con fácil acceso desde la A2.

Iberdrola abre su primer centro de oficinas en Madrid.
Oficina de la compañía Iberdrola.

La compañía Iberdrola abre su primer centro de oficinas en Madrid con una inversión de 120 millones de euros

El nuevo complejo de oficinas ha sido bautizado por la compañía como A2 Plaza, y contará con 50.000 metros cuadrados repartidos en dos edificios de oficinas de seis plantas cada uno. Además tendrá 12.000 metros cuadrados de parking con 560 plazas. Las plantas serán modulables, de 4.160 metros cuadrados cada una, y contarán con una altura libre de 2,85 metros.

Su diseño permite una amplia flexibilidad de espacios y el complejo podrá ser ocupado como sede corporativa de distintas empresas, o bien alquilado por una o dos grandes compañías. El complejo contará además con una importante superficie destinada a espacios verdes y una gran oferta de servicios para sus inquilinos, que dispondrán del más alto equipamiento tecnológico en dichos inmuebles.

En definitiva, Iberdrola abre su primer centro de oficinas en Madrid, con este complejo que cumple los requisitos medioambientales de las grandes multinacionales y ha sido proyectado además para conseguir la certificación Breeam Very Good y calificación energética A, que lo convierte en un inmueble altamente sostenible y con un ahorro del 60% en el consumo energético.

Además tendrá un 40% de ahorro en el consumo de agua y un 30% menos de costes de mantenimiento, además de un 59% menos de emisiones de CO2. La comercialización del proyecto, que todavía no está adjudicada, arrancará en breve y la compañía espera que el primer inmueble esté finalizado en la Navidad de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies