La Noche en Blanco vuelve a Madrid cinco años después

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado la reanudación de su iniciativa cultural conocida como ‘Noche en Blanco’ que había sido suspendida durante cinco años y que ahora ha sido reconvertida bajo el título de ‘Luna de Octubre’. En este sentido, la Noche en Blanco vuelve a Madrid cinco años después y la cita tendrá lugar la noche del 21 de octubre, desde las 20:00 horas hasta las 03:00 de la madrugada.

El programa propone un paseo nocturno por algunas de las zonas más emblemáticas de Madrid como: la Puerta de Alcalá, las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno, la plaza de Cibeles, El Retiro, el paseo del Prado y el Jardín Botánico, entre otros lugares. Además contará con la participación de siete instituciones de este entorno como La Casa de América, el Museo Naval, el Palacio de la Bolsa, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Medialab Prado, Caixa Forum y el Museo Nacional de Antropología abrirán sus puertas esa noche para sumarse con conciertos, audiovisuales y exposiciones.

Durante la velada, las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno se llenarán con 60.000 botellas de plástico recicladas e iluminadas para denunciar el uso masivo del plástico por parte de la sociedad actual.

La Noche en Blanco vuelve a Madrid cinco años después.
Cartel de la iniciativa cultural de Madrid ‘Luna de Octubre’.

Este año la Noche en Blanco vuelve a Madrid cinco años después de su retirada

Por otro lado, Waterlicht es la obra del artista holandés Daan Roosegaarde que inundará virtualmente el paseo de las Estatuas del parque de El Retiro para despertar la conciencia sobre la subida del nivel del mar, causada por el calentamiento global.

El estanque de El Retiro también gozará de protagonismo durante esa noche cultural a través de un concierto musical que será dirigido por Llorenç Barber y donde donde sus intérpretes pasearán entre el público y se deslizarán en barcas tocando una composición original.

La antigua sede del Museo del Ejército conocida como el Salón de Reinos, albergará una nueva propuesta, y una hormigonera se transformará en bolas de discoteca y será el centro de una fiesta al aire libre bajo la firma del artista Benedetto Bufalino. Las figuras de Cédric Le Borgne, Les voyageurs, surcarán el cielo y los rincones entre la plaza de Murillo y la de Cánovas del Castillo.

La explanada de la estatua de Goya en el paseo del Prado presentará una gran instalación creada por conos interactivos de 8 a 14 metros de altura que cambian de color y sonidos que salen de su interior según el movimiento del público asistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies