Madrid se beneficia de la fuga de empresas de Catalunya

El proceso independentista que impulsa la Generalitat de Catalunya no solo constituye un quebranto del orden constitucional y, por tanto, un ataque directo a la democracia española, sino que también supone una grave amenaza para la estabilidad económica de la región catalana y del conjunto de España. Por todo ello, Madrid se beneficia de la fuga de empresas de Catalunya que han decidido trasladar sus negocios a la capital de España para buscar un clima menos agitado con el objetivo de garantizar la estabilidad económica de sus negocios fuera del ámbito de la crispación política que se vive hoy en la región catalana.

La tensión política y el creciente clima de inseguridad jurídica que sufre hoy la región de Catalunya como consecuencia del comportamiento de Puigdemont y sus socios, dispuestos a declarar la independencia de forma unilateral para culminar su plan separatista de España y Europa, aleja el sentido común y la voluntad de la mayoría de los ciudadanos catalanes, y ha comenzado a disparar la fuga de empresas hacia otras comunidades autónomas, alarmadas por el desbarajuste generado por los políticos independentistas tras el referéndum ilegal del pasado 1-O.

A las numerosas pequeñas y medianas empresas que ya decidieron abandonar Catalunya, se suman ahora grandes compañías y algunas de las más importantes del país con el objetivo de proteger los intereses de sus clientes y el futuro de su negocio. De esta forma, muchas empresas se plantean seguir los pasos marcados por algunas entidades bancarias como Banco Sabadell y CaixaBank que han decidido trasladar sus sedes fuera de la Comunidad Autónoma de Catalunya y fijar sus oficinas centrales en lugares con una mayor estabilidad política, económica y social como la Comunidad Valenciana, Baleares o Madrid, entre otros destinos nacionales.

El miedo domina al sector financiero y el Banco Sabadell anunció el traslado inminente de su sede central a Alicante, mientras que CaixaBank estudia hacer lo mismo para cambiar de sede fuera de Catalunya sin pasar por la junta de accionistas.

Por su parte, la principal biotecnológica de Catalunya, Oryzon, también anunció el pasado martes el traslado de su sede de Barcelona a Madrid, una decisión que ha sido premiada con fuertes subidas en Bolsa. Le siguen la operadora de telecomunicaciones Eurona, que también ha escogido la capital de España para establecer su negocio, y el distribuidor odontológico Proclinic, ha apostado por abandonar la región catalana para establecerse en Zaragoza.

Madrid se beneficia de la fuga de empresas de Catalunya.
Prototipos del euro catalán ‘Eurocat’.

La Comunidad de Madrid se beneficia de la fuga de empresas de Catalunya por la amenaza independentista

En definitiva, Madrid se beneficia de la fuga de empresas de Catalunya y cerca de 8.000 compañías ya han abandonado Catalunya en los últimos años, asustadas por la violación del Estado de Derecho y la zozobra implantada por el nacionalismo radical que se vive en Catalunya desde hace algún tiempo. Este histórico éxodo empresarial se debe al temor de que los separatistas logren su objetivo, lo cual ha desatado el pánico entre empresarios e inversores, ya que la región de Catalunya quedaría sumida en el caos a nivel político, económico y social.

El golpe que medita llevar a cabo el independentismo catalán significaría romper con el resto de España y, por tanto, salir de la UE. El abandono del mercado único golpearía de lleno al sector exportador, uno de sus principales motores económicos, lo que desataría una profunda recesión económica, con una caída del PIB regional de hasta el 30%.

Además, los bancos que mantuvieran su sede en Catalunya dejarían de contar con el paraguas del Banco Central Europeo (BCE) y, en última instancia, el euro sería sustituido por una nueva moneda local devaluada (seguramente el denominado proyecto ‘eurocat’), lo que llevaría al empobrecimiento de toda la población en general.

De momento, Madrid se beneficia de la fuga de empresas de Catalunya, aunque esta actual fuga de negocios solo es un reflejo del futuro desastre que acarrearía este plan separatista perpetrado por unos pocos políticos en detrimento del conjunto de sus ciudadanos catalanes. Todo por su afán de llevar la contraria al conjunto del estado español y que debería hacer reflexionar a quienes apoyan esta utopía suicida del separatismo en el terreno político, pero también en el apartado social y económico sin medir sus terribles consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies