Planean construir un segundo aeropuerto en Madrid

Un grupo de empresarios de la compañía Air City Madrid Sur ultima un gran proyecto para desarrollar un segundo gran aeropuerto comercial en la ciudad de Madrid. La instalación será una ampliación del Aeródromo de Casarrubios del Monte (Toledo), a 30 kilómetros de la capital y estaría orientado a aerolíneas low cost. De esta forma, los empresarios planean construir un segundo aeropuerto en Madrid y ya están ultimando la tramitación administrativa en Madrid y Castilla-La Mancha para una infraestructura que se pondría en marcha en 2023 con una inversión inicial de 148 millones de euros y que prevé operar 55.000 vuelos anuales con 7 millones de pasajeros en un plazo de 10 años.

La ciudad de Madrid cuenta con este nuevo plan para desarrollar un segundo aeropuerto en la capital de España. El aeródromo de Casarrubios, abierto en 1992, ha seguido funcionando y actualmente están instaladas allí 50 empresas con 300 empleados y más de 300 aeronaves realizan cerca de 70.000 despegues y aterrizajes anuales con vuelos de formación, recreativos, fotográficos, etc.

El consejero delegado de Air City Madrid Sur, Javier Ruedas, afirma que el proyecto nace sobre un aeródromo que ya existe y ya tiene un espacio aéreo concesionado, que ahora habría que ampliar. Asegura que ya tenían un plan director para la ampliación del mismo en el año 2009, pero que se paralizó con el proyecto de El Álamo.

El proyecto se encuentra en fase de tramitación avanzada en Madrid y Castilla-La Mancha. Fuentes de la Comunidad de Madrid confirman que se ha verificado la capacidad económica y técnica de los promotores para acometer el proyecto, aunque necesitará superar un estudio ambiental.

Planean construir un segundo aeropuerto en Madrid.
Avioneta en el Aeródromo de Casarrubios del Monte (Toledo).

Varios empresarios planean construir un segundo aeropuerto en Madrid que iniciaría su actividad en 2023

Los promotores tienen buenas perspectivas para obtener las autorizaciones pertinentes, y el Ministerio de Fomento está tramitando un estudio de compatibilidad aérea y un análisis de la afección del aeródromo sobre otros espacios de la Comunidad de Madrid.

De esta forma, planean construir un segundo aeropuerto en Madrid a través de este proyecto se ubicaría al norte del actual aeródromo, con un 70% de la superficie en Madrid (Navalcarnero y El Álamo) y un 30% en Toledo (Casarrubios), los promotores contemplan una inversión inicial de 148 millones de euros para adquirir los terrenos colindantes al aeródromo y cuentan con fondos propios y otras vías de financiación.

La instalación ya cuenta con el permiso de espacio aéreo necesario y ahora está prevista la construcción de una nueva pista de 3,2 kilómetros, además de ampliar la pista existente, levantar una torre de control, una terminal de 15.000 metros cuadrados, hangares, instalaciones de mantenimiento y dos accesos desde la A-5 y la R-5. Las obras comenzarían en 2020 y el primer año de actividad (2023) cerraría con 300.000 pasajeros de aviación comercial. Además, se irían añadiendo nuevos espacios y servicios con industrias o instalaciones logísticas, que acudirían atraídas por la infraestructura, y prevén hasta 10.000 metros de aulas y centros de simulación.

Otros servicios complementarios al aeropuerto

En total, el complejo atraería cerca de 1.800 millones de euros en 25 años y solo el aeropuerto generaría 5.600 empleos directos y 13.300 indirectos en 2033, además de otros 32.000 del complejo industrial a su término. Según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) el número de pasajeros aéreos se va a duplicar hasta 2036, siguiendo el último plan estratégico de Aena que afirma que Barajas cerrará este año con más de 54 millones de pasajeros y está próximo a su límite, establecido en 70 millones de pasajeros. Aena prevé ampliarlo a 80 millones de pasajeros en el año 2026.

Cabe recordar que Madrid es la única gran capital europea que no cuenta con un segundo aeropuerto en un radio de menos de 120 kilómetros El Aeropuerto de Barcelona-El Prat cuenta con Girona). En caso de problemas de espacio aéreo en Madrid, los aviones han de ser desviados a Zaragoza o Valencia, por lo que la ciudad de Madrid necesita un segundo aeropuerto que no esté a 200 kilómetros de distancia.

Por todo ello, planean construir un segundo aeropuerto en Madrid, cerca de Casarrubios pero no será un freno para el Aeropuerto de Madrid-Barajas, sino que será complementario. Barajas es un hub para vuelos de largo alcance y conexiones transoceánicas, con altos costes operativos y poca flexibilidad, que es lo que demandan las compañías low cost.

Por el contrario, Casarrubios sería una alternativa para estas firmas y para la aviación ejecutiva, ya que liberaría a Barajas de vuelos que no le interesan y dejaría sitio para otros que pueden resultar mucho más rentables. Ruedas afirma que un segundo aeropuerto no restará negocio a Barajas, sino que el tráfico crecerá para ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies